17/8/16

Per la CONCA DE BARERÀ. De SARRAL a FORÉS, EL FONOLL, SALADERN, CONESA, TORLANDA, ROCAFORT DE QUERALT. Ruta en BTT



Diría que esta curiosa ruta que inicio esta mañana sofocante del mes de agosto va a convertirse un poco agónica culpabilizando por ende a mi trasero. Y es que el día anterior otra espléndida ruta realizada también en btt, se iba a encargar de los prolegómenos de dichas posaderas. AQUÍ está el enlace por si clicarse quiere.

¡Al grano!. Ruta muy interesante que  adentra en desconocidos parajes del interior de la comarca de la "Conca de Barberà". El itinerario comienza en la población de Sarral, famosa por sus vinos, cavas y alabastros.
El sol se levanta álgido cerca del cenit. El pedregoso camino es un rosario de dificultades ya que sigue un irregular sendero áspero y deteriorado marcado como GR, que me va a llevar hasta el pequeño núcleo de Forés.
Atrás quedan las últimas casas de Sarral con el campanario asomando en lejanía.


Sarral.





El camino pasa junto a un antiguo horno de cal.







El calor es de lo más sofocante y el aire inexistente crea una atmósfera de una sequedad agobiante, casi desértica.







Al fondo se alza Forés, primer objetivo de la ruta.










Comienzan las fuertes subidas que me dejan ya bastante fatigado. Francamente, ya no sé como sentarme en la bici. A pesar del intenso calor y la sudoración evidente, esta se evapora casi al instante. Pero la perseverancia de quien esto escribe es constante y a veces con resignación, va remontando lenta y parsimoniosamente la pendiente del camino.





Entre sorbo y sorbo de bebidas isotónicas y agua, llego casi exhausto a Forés. A lo lejos un auténtico parque eólico a pleno rendimiento...




Forés.

Siguiente destino, el Fonoll. Se trata de un pequeñísimo núcleo que quedó deshabitado y en estado de completa ruina. En otra de mis rutas hará más de 20 años pasé por este lugar y lo estaban rehabilitando para hacer un centro naturista. Hoy tendré la oportunidad de ver en que ha quedado todo...





Una maravilla deslizarse por un camino entre el bosque en suave bajada después de las tremendas rampas que he tenido que sufrir hasta el momento. ¡No me lo puedo creer!.
Bajando y bajando por una zona muy poco concurrida, casi desconocida por la gente, es un auténtico placer. El tiempo parece haberse detenido. Nada importa nada, solo el silencio y la soledad tienen un valor...





El Fonoll queda sobre una pequeña colina. Aquí pueden verse las primeras construcciones. Decido subir.


El Fonoll.


¡Atención! El cartel en la entrada ya nos indica que se reserva el derecho de admisión ya que el lugar es un centro naturista muy bien puesto. No hace falta quitarse el maillot y los pantalones ciclista.





Mientras llego a las casas situadas más arriba, cruza a mi lado una señora vestida tal como vino al mundo. La miro por el rabillo del ojo... como si nada.
A quien le interese el lugar para ver las actividades que aquí se practican, dejo ENLACE de acceso a la información del sitio.



El Fonoll, centro neurálgico.

Unos molinos aprovechan la fuerza del viento para generar electricidad a la zona. Opción económica y muy interesante. ¡ Llamarles tontos !.





Abandono el lugar y continuo descenso solitario por el bosque hasta un cruce de caminos que sigue en dirección al lugar de Saladern
El lugar está documentado desde el siglo XI. En 1359 pasó a ser propiedad del monasterio de Santes Creus junto con la población de Conesa hacia la cual me dirige la ruta.




La gran masía está situada al lado de las ruinas de un antiguo castillo. Parece que muchas de las piedras del castillo se utilizaron para obras de ampliación de la masía. 
El propietario del lugar, un tal Josep Ferrer Aubia, permanece sentado en el exterior con un aparato de radio pegado a la oreja que repite las noticias a un volumen bastante estridente.
Un pequeño saludo y sigo el pedaleo con mi apurado trasero y medio sentado en el sillín.  


Saladern.

El lugar por donde cruzo es fantástico. Me acompaña a mi izquierda un pequeño riachuelo, el Seniol.




A lo lejos sobre la montaña se yergue otro pequeño pueblo de nombre Segura.


Segura.



Desde Saladern llego a Conesa distante poco mas de 6 kms. Aquí un antiguo hospital medieval de curiosa factura.





Iglesia de Conesa.





Son las tres de la tarde y decido que, junto a una de las fuentes del pueblo, este es el lugar más idóneo para comer un buen bocata. Hoy de mejillones en escabeche.







Sigo por una pista en dirección al lugar de Torlanda, dejando la font de Torlanda para otra ocasión más propicia.





Sobre una pequeña colina permanecen agónicos los restos de las edificaciones que constituyen el lugar de Torlanda, documentado en 1076 en el testamento de Ramón de Berenguer I. En 1178 lo dona al rey Alfonso I, que lo enfeuda a los donadores. En 1328 fue traspasado a Pere de Aguiló, en 1329 pertenece al señor Marc de Pontos y finalmente en 1379 pasa al Monasterio de Santa Creus,


Torlanda.



Después de la breve visita a los tristes muros que aún permanecen en pié, continuo el descenso hasta llegar a la población de Rocafort de Queralt. 


Rocafort de Queralt.

Desde aquí, dando un pequeño rodeo por los bosques de la zona, me monto al asfalto que en 4 kms. me lleva hasta Sarral, punto final de este itinerario.
Han sido 33,68 kms. y un desnivel de 612 mts.
Como siempre, muy recomendable. Aquí el track:




Ruta realizada.



16/8/16

L´ESPLUGA DE FRANCOLÍ. ERMITA STMA. TRINITAT, FONT DEL DEPORT, LA PENA, ROJALS, MAS D´EN LLORT, MONTBLANC. Ruta en BTT.


Magnífica ruta que comienza en la población de L Espluga de Francolí, en la comarca de la "Conca de Barberà".
El trayecto tiene un acusado desnivel por lo que aconsejo tomarlo con calma aunque la compensación a posteriori es muy gratificante. 
Se toma el camino que lleva a la ermita de la Santísima Trinidad, camino plácido y silencioso a esas primeras horas de la mañana.




Al fondo se alza la "serralada de Prades", magnífico paraje natural de singular belleza por su gran variedad biológica.




La pista, al principio asfaltada, pasa junto a la capilla de Sant Miquel.




Interior sombrío con la figura del Arcángel sometiendo a las fuerzas demoníacas.








Al fondo y a medida que voy remontando por el camino, la población de L´Espluga de Francolí.




Penetro en el frondoso barranco de la Trinitat, lugar donde se ubica la famosa ermita del mismo nombre. El lugar es ciertamente emblemático para los que visitan el entorno.





Ermita Stma. Trinitat.



Comienzan las primeras subidas con cierto desnivel. Eso sí, rodeado de un paisaje abrumador.






Pausa para recordar el momento y la capacidad de quien esto escribe.






De nuevo subiendo... con la debida tranquilidad... en un paisaje absoluto, fantástico y con olor a humedad...








Junto al camino una caseta para resguardarse de las posibles inclemencias del tiempo, y que está ciertamente bastante bien acondicionada.




Font del Deport. Una breve pausa para refrescarse de la intensa subida, alivio de los calores estivales de mediados de agosto.


Font del Deport.




El lugar ofrece un pequeño reducto de árboles de características propias. Los Tejos de los cuales se extrae una esencia denominada "taxol" utilizada para los tratamientos del cáncer.






Un poco más allá de la fuente, me desvío por un sendero que sube presuroso por la izquierda en dirección a "La Pena" un auténtico mirador natural casi en el punto más alto de la montaña. Toca empujar la bici cuesta arriba.




Otra instantánea para dar fe de la gesta conseguida.


Mirador de  "La Pena".

Al fondo, agazapado detrás de las montañas asoma el Monestir de Poblet.





Tras remontar otra vez hasta el final de sendero, sigo ahora en dirección al pequeño núcleo de Rojals. Paso por un cruce de pistas en el "Coll de la Creu d´Ardit"





Pista solitaria y fantástica. Una auténtica delicia para el bíker montañero.






Rojals, es una pedanía de Montblanc en la Conca de Barberà, y está situado a 979 metros de altitud, en el extremo noreste de las Montañas de Prades.  El pequeño núcleo se encuentra ya documentado en el año 1151. Inicialmente era municipio con las masías de los Cogullons , la Bartra y el Pinetell de Rojals. En el  2004 había censadas 28 personas.






Desde la iglesia de San Salvador del siglo XIII, se puede disfrutar de la vista panorámica de la comarca hasta las cimas del Pirineo.







Hacia las dos de la tarde salgo de Rojals y regreso por el mismo camino, que pasa por el famoso "corral de la Marieta". 
Según la memoria de los habitantes, el lugar siempre ha estado corral y pajar. Durante unos años aquí vivió el maestro de Rojals.







Las 15:30 de la tarde. Hora de comerse un bocata para restablecer fuerzas. Las sardinas en escabeche van a ser un buen aliado.




Sigo un prolongadísimo descenso por la pista. Toda una delicia de bajada. Hay que apretar en bastantes ocasiones bien el freno.
Paso junto a una balsa que decido observar de cerca. Aquí llegan las aguas provenientes de algún manantial de más arriba de la montaña.







Continúo el vertiginoso descenso.  Una maravilla de lugar. Me encuentro un pastor de la población de Vimbodí con el que departo un rato.




Paso junto al Mas d´en Llort, lugar donde se encuentran unas famosas pinturas rupestres, afortunadamente bien protegidas. Todo un lujo.







Sigo bajando y bajando... kilómetros y kilómetros de absoluto descenso a excepción de unos pocos desniveles de terreno.










Estoy cerca de Montblanc. Lo bueno va terminando...






Dejo Montblanc a mis espaldas y a golpe de pedal, ahora en dirección a L´Espluga de Francolí por la falda de la montaña que he subido durante la mañana.




Desde L´Espluga voy ahora en dirección al Monestir de Poblet pasando por la casa rural "Font de l´Oca" o masía del "Menacho" por la que ya pasé en otra ocasión como puede muy bien observarse aquí en el enlace. 





El sol al atardecer  incide con un peculiar cromatismo sobre las piedras del monumental cenobio cisterciense de Santa María de Poblet.
La mente se relaja al contemplar la belleza de la edificación medieval y el espíritu se eleva a lo sensorial mientras rodeo los campos que lo circundan y penetro finalmente en el recinto monacal.






Por otro famoso caminejo, el "camí de la cometa", llego de nuevo a L´Espluga finalizando esta intensa y larga ruta de 46,07 kms de recorrido y un desnivel de 1.015 mts.
Muy recomendable por el magnífico paraje que recorre. Puede acortarse si evitamos ir a Rojals y si tampoco lo hacemos para ir al monestir de Poblet.

Aquí el enlace de la ruta:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14439019



Ruta realizada.