3/5/14

TORRELLES DE LLOBREGAT. Ermita de SANT RAMÓN. SANT CLIMENT DE LLOBREGAT. Ruta de Senderisme.

Una ruta rápida y sin demasiados sobresaltos. Estos serían los calificativos para definir este trayecto cercano a la gran ciudad que no reviste complicación alguna.
Por otra parte la denominaría "ruta de las prisas", debido a la gran afluencia dominical de gente corriendo, a patas o en btt. En definitiva, no recomendable para los amantes de la soledad y el sosiego.
En 2017 vuelvo a realizar esta ruta aprovechando la explosión primaveral de los campos de cerezos que se extienden en gran parte del itinerario.
AQUÍ dejo el enlace.




Son las 8:10 de la mañana., y me encuentro en la población de Torrelles de Llobregat (Barcelona). Comienzo el trayecto junto a las instalaciones de "Catalunya miniatura" y en pocos minutos estoy ascendiendo por una pista de montaña que me va alejando de la población.




En llegando a cierta altura, se puede ver una gran vista de las montañas del entorno. Al fondo se vislumbra el Massís de Montserrat.






A estas primeras horas de la mañana este tramo resulta muy agradable. Los pájaros se han enseñoreado del entorno con sus cánticos de difícil distinción para un profano como es yo.




Me encuentro nuevamente en un lugar muy conocido por las anteriores rutas realizadas en este entorno. Es el "Coll de Querol". Aquí aparecen ya los primeros beteteros.
He ahí las rutas a las que podéis acceder clicando encima:

Sant Climent de Llobregat. Roca del Barret, Costa Fustera.

Torrelles - Coll de Querol - Pi de Cal Cartró.


"Coll de Querol".

Siguiendo por el camino puedo ver a lo lejos otro de los destinos de esta mañana, la ermita de Sant Ramón, perteneciente al municipio de Sant Boi de Llobregat.









Abundan por el camino extensos campos de cerezos que ahora comienzan a estar al punto...






Encuentro indicaciones del "camino natural de L´Anell Verd", un itinerario que a buen seguro habría que hacerse un día cualquiera de lunes a viernes ya que por el contrario hay peligro de encontrarnos con demasiada circulación.






La primavera sigue exultante por la floreciente variedad vegetal que crece ufana e indiscriminada por todas partes.






Un puente de madera cruza sobre una carretera comarcal y evita el peligro de tener que sortearla.




Son cerca de las diez de la mañana. Decido hacer la pausa para el desayuno. Un pequeño claro, entre la vegetación arbustiva del bosque, me permite disfrutar de una gran vista a la "Serra de Collserola".




Hoy bocata de atún con pimiento y aceitunas. Toda una delicia bajo la sombra reparadora de los árboles.




Sigo ahora por un bonito sendero que me va acercando rápidamente a la montaña de Sant Ramón, conocida también como Montbaix o Montaña de Golbes donde se encumbra la famosa ermita.




Gran vista de las  poblaciones que rodean todo el perímetro de la base donde se asienta este cinturón verde que prevalece a la vorágine constructiva del despiadado mundo industrial y económico. 
Allá abajo se extiende Sant Boi de Llobregat.


Sant Boi de Llobregat.

Y aquí me encuentro, en la ermita de Sant Ramón, emblemático lugar de peregrinaje para la gente de la zona El Edificio se levantó allá por los años 1885 y 1887, de inspiración neorománico construido por Josep Estruch i Comella "in memoriam" hacia sus padres.






Una ristra de exvotos confieren al lugar un cierto tono misterioso que se respira en el ambiente...




Salgo del recinto religioso. La plazoleta de la ermita se va animando a cada minuto que pasa. Doy una vuelta rápida por los alrededores.





La población de Sant Climent de Llobregat aparece abajo recogida entre las montañas. Esta será el siguiente objetivo de ruta


Sant Climent de Llobregat.

Otra gran población, Viladecans  une su municipalidad con la de Gavá. Donde acaba una empieza otra...


Viladecans.

Me despido de la ermita de San Ramón no sin antes haber visitado una exposición sobre temas de medio ambiente y entorno natural que a través de unas completas exposiciones nos da una idea de las características del área donde nos encontramos.
Detrás del ermitorio hay un sendero que se precipita montaña abajo hacia la población de Sant Climent.


Sant Climent de Llobregat.

Ahora el sendero se convierte en camino entre extensos campos de cerezos de rojizos frutos cuya recolección se realiza con rapidez aprovechando la bonanza de la estación primaveral. Numerosos propietarios de las fincas, realizan ese trabajo de sol a sol.










Después de este paseo cerezero, llego a Sant Climent. Aquí voy durante un rato junto a la riera que rodea a la población, para después subir por varias calles hasta encontrar el GR-92, cuyo tramo es conocido por mí después de otra ruta realizada en la zona.




En la parte alta se observa a lo lejos la ermita de Sant Ramón. Todo va quedando atrás...




Ermita de Sant Ramón.


Por una empinada pista forestal, voy subiendo sudoroso hasta llegar de nuevo al "Coll de Querol" que ahora se encuentra solitario coronado por su cruz de hierro. De aquí en unos quince minutos llego nuevamente a la población de Torrelles de Llobregat punto final de ruta.
Y con esto, a casa, con la mente despejada y el cuerpo satisfecho.

Dejo el enlace de la ruta realizada:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6778875


Ruta realizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario